Historia de España en 15m

Pincha la imagen para ampliar

 

¡Sí! con rotundidad a la Ley  Orgánica para la mejora educativa (LOMCE):

Ley Wert

 

Antes de valorar la futura ley, un concepto:

Para todos aquellos que se quejan de los recortes, tanto en educación como en todas las demás partidas, no se olviden de una cosa:

El dinero destinado a todo ello, ya se lo gastó ZP en su gestión.

 

La educación en España no funciona: Taifas educativas y fracaso escolar imponen una reforma en profundidad.

El primer adjetivo que nos viene a la cabeza después de leer la nueva Lomce es, acertada, muy acertada... pero a la vez Incomprensible.

Incomprensible porque a pesar de lo MUY ACERTADA que es, desde el gobierno casi se defiende pidiendo perdón, cuando es una de las pocas cosas medianamente sensatas que está llevando a cabo. Lo que parecía imposible, lo ha conseguido esta ley: que la izquierda y el independentismo censuren de la mano, el sentido común más elemental y la sensatez más palmaria.

Vamos a ir desglosando los aspectos principales de esta ley e iremos entendiendo el porqué del virulento enfrentamiento de los de siempre:  La izquierda que dice “¡NO!” a todo lo que en cuestión de educación venga de un partido supuestamente conservador, sin ni siquiera, leer la etiqueta. Y por supuesto, las CC.AA con chiringuito ideológico propio. Cataluña y Vascongadas.

 

- Se suprime la selectividad e implanta evaluaciones nacionales externas de competencias básicas  para todos los alumnos al final de la secundaria obligatoria (ESO) y bachillerato,  que habrán de superar para titularse.

¿Y? ¿Dónde está el problema? Alumnos que se tienen que examinar. Alumnos que tienen que pasar un filtro intelectual para dilucidar si son aptos o no para ostentar un título académico. Pues bien, esta colección de obviedades, se han criticado con adjetivos tales como “barbaridad”, “alienante”,  “segregador”. Sandeces tales como que los niños se van a ver sometidos a un estrés y una competitividad  tal, que, lo único que va a conseguir es ansiedad y fracaso escolar. Pero ¿hace falta ser memo? Si no evalúas a un alumno, ¿qué criterio tomas para determinar si alguien es apto o no apto para cada disciplina? En vez de escuelas, mejor  creamos ONG´s donde todos los niños jueguen en armonía, se les pone a todos un 10 para evitar estrés y favorecer la integración, al tiempo que se reparte en clase manzanas de caramelo y algodón de azúcar… ¡será posible!

 - Las asignaturas de primaria, ESO y bachillerato se agrupan en troncales, específicas y de libre configuración autonómica. El Gobierno determinará los contenidos y el horario mínimo de las troncales (como Lengua castellana, Matemáticas, Ciencias o Idioma extranjero).

Ya que progresivamente, desde 1978, se han ido transfiriendo a las comunidades  más y más competencias hasta dejar la estructura del Estado como el bíceps de un faquir, garantizar un mínimo de integridad como nación a través de la educación, no parece pedir mucho…salvo para la voracidad competencial autonómica de Cataluña y Vascongadas.

- Por su parte, las comunidades fijarán el currículum de las asignaturas específicas y sus criterios de evaluación (como Educación física o Música) y las de libre configuración; entre éstas últimas, la Lengua cooficial donde la haya, que tendrá un tratamiento equivalente a la castellana.

Vamos a ver:

A lo largo de 35 años, debido a:

- Especie de complejo asumido.

- Deuda histórica ficticia de no se sabe muy bien qué.

- Inferioridad moral adquirida.

- Lloriqueo constante de las CC.AA. con lengua cooficial.

- Sencillamente para alejarse lo más posible a modos de pensamiento que recuerden ni por asomo al franquismo…

… resulta que el Estado se ha ido quedando sin nada que legislar en determinadas qué cuestiones, dejando a las mencionadas CC.AA. hacer verdaderas tropelías a la verdad, la historia, la nación y la justicia intelectual.

Tanto es así, que en su paroxismo ideológico, no solo se inventan la historia, sino también la geografía, llegando inclusive a apropiarse de los ríos.

Llevan 35 años manipulando pequeñas cabecitas de críos de primaria, adoctrinándolos como si eso fuera algo de lo más normal. La ignominia ha llegado a establecerse como verdad oficial en  estas regiones de España. Como ejemplo, recordemos que con motivo de la Diada de 2011, en un reportaje de la televisión oficial del régimen en Cataluña, TV3,  salían nenes de no más de 4 años cantando todos eso de: I, Inde, Independencia, mientras el comentarista sonreía. El “pensamiento único” instaurado allí, es el único pensamiento asumido como verdadero. Cualquier intromisión en la manipulación de ese adoctrinamiento, será inmediatamente tomado como una agresión al corazón de lo catalán más puro. En otras palabras, defienden con uñas y dientes el chollo que les supone la manipulación ideológica desde primaria. El control educativo en las dictaduras soviéticas también era esencial.

De ahí que, asistamos a declaraciones como la de la consejera de educación de la Generalidad, Irene Rigau, en las que con toda tranquilidad, seguridad y parsimonia, anuncia sencilla y llanamente que: “de aprobarse la LOMCE, en Cataluña, se contempla el NO CUMPLIMIENTO de la misma”.  ¡¡¡Y se queda tan pichi!!! Esta actitud, deja de ser una osadía o bravuconada, para pasar a ser directamente insumisión, cosa por otra parte a la que nos tiene acostumbrada esta comunidad y a la que con tanta pusilanimidad siempre ha reaccionado el gobierno central, sea del color que fuere y a lo largo de los años: bien por complejidad del momento político coyuntural en cuestión, por dejadez, por complejos, por parecer franquista o por asegurarse cualquier tipo de mayoría parlamentaria.(de aquellos barros vienen estos lodos)

Esta señora sin duda, es un buen ejemplo del resultado de la pasividad del estado central ante cada atropello autonómico: Confianza una vez más en que sin duda podrá hacer, decir, manipular, tergiversar, insultar y menospreciar al sentido común, la ley, la Constitución y todo lo que tenga origen español, que no le va a pasar nada.

Por su puesto el lloriqueo nacionalista está también asegurado; el hecho de defender una lengua, como es la española en Cataluña, se toma como una afrenta gratuita, graciosa, caprichosa y desmedida por parte de las reminiscencias franquistas y opresoras del bando nacional hacia la cándida, bonachona e inocente dictadura del catalán. No poder, o mejor dicho, que te impidan por todos los medios estudiar en español en Cataluña, es tomado por el régimen como una libertad. El delirio nacionalista/independentista implica, no solo no sonrojarse ante semejantes injusticias y estupideces, sino, aplaudirlas y defenderlas como verdades inalienables.

Cataluña es el ejemplo más socorrido, pero no podemos dejar de lado las perlas verbales que se están oyendo desde Vascongadas. A pesar que el "problema" lingüístico allí es más ténue, no se pierde ocasión para hacer de esta ley una "intromisión" en compentencias asumidas por la CC.AA. Lo que la ley diga, para el actual gobierno vasco, no parece incomodarle en demasía, lo cual no obsta para afianzarse, una vez más, como territorio ajeno a lo que en el resto de España suceda. Ellos son Vascos. España es otra cosa.

- El Gobierno adelantará el dinero del colegio privado a las familias que quieran que sus hijos reciban enseñanza en castellano y luego se lo descontará a Cataluña de la financiación educativa, para garantizar el derecho de los padres a elegir la lengua en la que estudian sus hijos en las comunidades autónomas con lengua cooficial.

Tal como están las cosas, para quien defiende que todo español tiene derecho a estudiar en español, ésta, en principio parece una buena medida encaminada a garantizar ese derecho.

Sin embargo, ¿Por qué hay que andar dando tantas vueltas? Primero adelantan el dinero a las familias para después pasarle cargo a la CC.AA. implicada. No entiendo a qué viene ese rodeo. Parece una vez más, que se pretende  no  enfadar mucho la élite dominante del régimen catalán, y se da un rodeo para no herir la tan argumentada  sensibilidad catalana.  ¿Qué pasa con la sensibilidad española? ¿Qué pasa con las familias que se ven y se sienten desplazadas por no poder estudiar en español?

De una vez por todas, pero ¿PORQUE HAY QUE PEDIR CASI POR FAVOR QUE SE CUMPLA LA LEY? ¿PORQUE SE LE TIENE TANTO MIEDO A LA CASTA POLITICA DOMINANTE EN CATALUÑA? 

¿Por qué se ofende el gobierno catalán por que el ministro Wert afirme que se pretende españolizar en Cataluña? Y no solo se ofende el gobierno pseudo independentista catalán sino ¡la izquierda también! ¿Pero nos hemos vuelto todos locos? Esto es España, y afirmar semejante obviedad, no debe ser jamás motivo de queja, y mucho menos tomarse como un atropello por parte de los independentistas. No les basta con mentir y lloriquear, además tienen que ofender. En su honor, hemos querido poner este bonito video.

Pero sigamos: Que se cumpla la ley y punto. Ni adelanto de pagos, ni rodeos burocráticos que suavicen el impacto en los independentistas: que se obligue a cumplir la ley. Y digo bien: OBLIGAR,  llamemos las cosas por su nombre, que el castellano es muy rico. DURA LEX SED LEX… salvo que personajes como la Sra. Rigau lo cuestionen, claro… 

- El cuarto curso de ESO (último de la enseñanza obligatoria) tendrá dos opciones: de iniciación al bachillerato y a la FP.

Repeticiones: no se podrá pasar de curso con más de dos suspensos si son lengua (Castellano y Cooficial) y Matemáticas. Habrá programas de refuerzo y mejora educativas desde segundo de ESO.

Una medida más encaminada a la sensatez.

Es de lógica elemental que si un alumno arrastra más de dos asignaturas, máxime cuando son de la importancia de la lengua o las matemáticas, no pueda pasar de curso. Supongo que esta afirmación, provocará que  a más de un titular de estos puestos funcionariales de nueva creación alrededor de la docencia, orientadores escolares, pedagogos etc, se tiren de los pelos. Si además su ideología es más siniestra que diestra, su enfrentamiento será total. Poco importa: la verdad sólo tiene un camino.

Además, esta medida colisiona frontalmente con los argumentos de cámara heredados del buenismo zetaperil, a saber: talante, solidaridad sostenible, la tierra solo pertenece al viento,  feminismo institucional, flower power, adoctrinamiento para la ciudadanía, upss, perdón, es educación para la ciudadanía… lo cual implicará que la izquierda sociológica interprete esta criba de las dos asignaturas como, una agresión a la integridad, formación, desarrollo, bla, bla, bla, del niño. A veces me pregunto si, estaría de acuerdo la pedagogía social/comunista en repartir graciosamente, titulaciones de arquitectura, ingeniería etc, en las escuelas para no lesionar el desarrollo intelectual del alumno.

Con esta medida, a lo mejor conseguimos no volver a tener ministros que en plena sesión de control parlamentaria se despachen diciendo “MIEMBROS Y MIEMBRAS” o frases tan colosales como “EL DINERO DE LOS IMPUESTOS NO ES DE NADIE”

- Los centros dispondrán de mayor autonomía para configurar una oferta formativa propia y para la gestión, lo que significa rendición de cuentas y más transparencia.

Hasta que no entre en práctica esta ley, valorar este aspecto de la misma parece precipitado. Ya veremos cómo se desarrolla y si resulta eficaz o no. En cualquier caso, ya adelanto que, al tener mayores competencias asumidas el centro educativo, necesariamente le resta influencia a su CC.AA, lo cual no les va a gustar nada a los chiringuitos ideológicos que se han convertido algunas CC.AA.

- Los alumnos de primaria y ESO podrán matricularse en religión confesional, una formación alternativa de valores o ambas (asignaturas específicas), cuya calificación contará en las notas ordinarias, si bien no tendrán que examinarse de ellas en la evaluación final para obtener el título. Desaparece Educación para la Ciudadanía, cuyos temarios serán transversales.

¿Qué parte de la palabra elección es la que no entiende la izquierda laica?

Bien sabido es que, todo lo que tenga que ver con la iglesia/religión, excita sobremanera a la izquierda pensante. En la ley, se explica claramente que la asignatura de religión es OPTATIVA.

Me parece muy bien que un ateo, musulmán, agnóstico, o de la confesión que fuere, no quiera que sus hijos estudien la doctrina de Cristo. Estén tranquilos; esta ley no obliga a ello. No entiendo porque la izquierda laica está vendiendo la idea de que, con esta ley, un hombre vestido de negro,  a imagen de San Josemaría Escrivá, impartirá doctrina eclesiástica para inocular fe a los infieles, lo quieras o no.

Sin embargo, para los que sí somos creyentes, nos gusta saber que la asignatura de religión está garantizada. ¿Qué hay de malo en ello? ¿Es tan difícil de entender?

- La nota final de ESO se pondera al 70 y 30%, respectivamente, entre la nota media del conjunto de materias y el resultado de la evaluación final.

*No sé qué criterio se ha seguido para llegar a estos porcentajes, ni tengo capacidad para valorarlos

- La FP básica (dos cursos) se destina a alumnos desde 15 años con dificultades de progreso. Servirá para adquirir la cualificación profesional mínima y optar al título de ESO.

*Este aspecto de la ley es más técnico que susceptible de valoración política.

- Se promueve la práctica "diaria" de deporte y ejercicio físico por parte de los alumnos durante la jornada escolar, al estar obligadas las Administraciones públicas a promover la actividad física y la dieta equilibrada en los centros de enseñanza. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, había reclamado esta medida tras recordar que uno de los principales problemas de los niños españoles es el exceso de peso.

No parece que sea motivo de controversia ideológica el hecho de promover el deporte.

- Evaluaciones

En primaria, los centros someterán a todos los alumnos a una prueba individualizada de detección precoz de dificultades de aprendizaje al terminar tercero y otra al concluir la etapa (sexto curso), definidas por las CCAA.

Al final de ESO, habrá una evaluación individualizada y externa por cada opción de iniciación (bachillerato o FP), que habrá que aprobar para obtener el título y poder acceder al bachillerato.

El bachillerato tendrá las modalidades de ciencias, humanidades, ciencias sociales y artes. La evaluación final servirá para obtener el título de bachiller, que facultará para acceder a la educación universitaria, aunque las universidades pueden convocar, además, pruebas específicas.

Una de las causas que más revuelo está causando esta ley es la de someter al alumno a demasiados exámenes y evaluaciones hasta que finalmente se consigue el título.

La verdad es que a veces pienso que yo debo vivir en una realidad paralela. Pero vamos a ver: La evaluación es inherente al proceso de aprendizaje en sí. Cuántas más evaluaciones haya, más controlada estará el alumno, y antes se podrá corregir los posibles fallos que haya tanto por parte del examinado como del examinador. Es tan evidente que tener que explicarlo casi me parece una falta de respeto al lector.

Si todos tuviéramos garantizado un trabajo, una cultura derivada de ciencia infusa, un bienestar y todas las necesidades primarias cubiertas en la vida, no haría falta tener que pasar por un periodo educativo. Si el hombre en su estado de naturaleza no necesitara de todo esto, todos seríamos más felices, y probablemente estaríamos correteando semidesnudos en el paraíso.

Sin embargo, si se quiere llegar a ser algo en la vida, y garantizarse un mínimo de bienestar, hay que estudiar y sacrificarse, verbos ambos que parecen de difícil entendimiento para algunos sectores de la izquierda biempensante.

SÍ, A LA LEY WERT